sábado, agosto 09, 2008

La infidelidad o "affaire"


La infidelidad es la ruptura dramática de una fantasía de amor, que afecta a la autoestima y se vive con angustia, duelo, autorreproche, celos, odio y obsesividad. Se sigue amando además a la pareja, por lo menos durante algún tiempo. Es una situación que nos remite a momentos dolorosos de la niñez, cuando indefensos afrontábamos el terror de perder a nuestros padres y perecer.

La infidelidad se puede presentar naturalmente en el matrimonio, pero también en el noviazgo, la unión libre y hasta entre amantes de cualquier preferencia sexual, con efectos psicológicos similares, que varían de persona a persona en función de su capacidad para ser feliz consigo misma.

Pensar que el "affaire" debiera acarrear necesariamente el fin de la relación es un tanto simplista, porque cada extravío es diferente. A veces, la aventura implica el objetivo inconsciente de terminar con el vínculo amoroso, pero hay ocasiones en que es resultado del intento desesperado de plantear una insatisfacción frente a la pareja, cuando los participantes tienen alergia al conflicto y no se dan cuenta que las discusiones, cuando versan sobre asuntos importantes, contribuyen a un mejor entendimiento y producen un desahogo del que emergen con más fuerza y conocimiento. Hay por supuesto otras causas.

Por último, la infidelidad es, también, una oportunidad de cambio que debe entenderse e interpretarse adecuadamente, para proveer a la pareja con una estructura que les permita contener la situación, entender los verdaderos problemas y solucionarlos. Dicho en otros términos, la infidelidad, paradójicamente, podría ser el preludio de una mejor relación…